domingo, 8 de enero de 2012

Mesa con puerta



Para realizar esta mesa vamos a utilizar unas patas de hierro encontradas en la basura y parte de una antigua puerta de madera.


Empezamos a preparar lo que será el tablero de la mesa. Primero le quitamos los herrajes a la puerta para poder cortarla. Procedemos a marcar la pieza de la puerta que vamos a usar y a cortarla con una sierra de calar.



El siguiente paso va a ser decapar la puerta. Hay muchos métodos para decapar, después de probarlos todos te recomiendo que uses una decapadora, para mí es el más rápido, limpio y eficaz.
Aplicamos calor con la decapadora y pasamos la espátula cuando empiecen a aparecer burbujas.


Como veis en la foto, todavía quedan restos de pintura y de tinte en este caso. Para eliminarlos vamos a usar un estropajo de acero y disolvente. Echa un poco de disolvente en un recipiente y ves mojando el estropajo en él, después refregamos a favor de la veta.


Si quieres aclarar un poco la madera puedes diluir lejía en agua y aplicársela con una brocha. Así queda la puerta decapada.


Ahora vamos a proceder a lijarla con una lijadora, siempre a favor de la veta, cuando acabemos retiramos el polvo que se halla generado con un cepillo de cerda blanda o con un trapo.


Como vamos a dejar la pieza al natural tenemos que protegerla, por lo que primero le vamos a dar una capa de fondo nitrocelulósico para tapar el poro de la madera. Una vez seco lo lijamos a mano con una lija fina y le limpiamos el polvo que se genera. A continuación le damos un acabado nitrocelulósico para proteger la madera y dejamos secar al menos 24 horas.


Empezamos con la patas. Como tenían restos de pintura negra la hemos retirado con el estropajo y el disolvente. Después las hemos lijado con lija fina para metal.


Para que no se oxide y para que agarre mejor la pintura le damos una capa de imprimación con rodillo.


Una vez seco le damos un lijado fino para eliminar irregularidades y para que agarre mejor la pintura.


Pintamos la patas con spray, es el mejor acabado, ya que evitamos esos antiestéticos brochazos y llegamos a todos los rincones sin dificultad. Esperamos a que se seque mínimo 24 horas. Por último le ponemos unos tacos de goma a las patas.


Ya tenemos las dos piezas preparadas, sólo nos queda unirlas. Colocamos las patas sobre la madera para centrarlas y atornillamos.


Este es el resultado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada